Empieza tu día sin ‘redes sociales’

Estás tan enganchado a las redes sociales como yo estaba hace tiempo? Hubo un tiempo en que lo primero lo que hacía nada más despertarme, era coger mi teléfono. Tenía mi móvil al lado de mi cama y pensaba de verdad que no podía vivir sin él 😉  Al despertarme lo cogía con unas ganas para ver lo que pasaba en la vida del resto del mundo, antes de empezar la mía.

En estos momentos mi vida es bastante diferente. Para empezar mi teléfono ya ni siquiera está en mi dormitorio. No es bueno tenerlo tan cerca de ti durante la noche y ya lo llevamos durante todo el día encima. Las ondas que irradia interfiere con nuestro sueño y es muy importante dormir bien durante la noche. Solamente lo tengo en mi dormitorio si estoy de guardia y entonces quito todos los datos y el wifi para el menor daño posible.

Cuando me despierto me olvido del teléfono. Hago un pis y me lavo los dientes y empiezo con las cosas importantes de mi vida. Hago un entrenamiento HIIT o yoga y después me siento a meditar. De este modo preparo a mi mente para estar en un estado no-reactivo. Me esfuerzo para estar en un estado en que yo decido donde va mi mente. Después de la meditación, estudio, leo o escribo en mi diario. Y entre cosa y cosa me hidrato claro 😉  (Antes de irme a trabajar ya he bebido casi un litro de agua/té herbal). Entonces me preparo para ir a trabajar y si tengo un huequecito entonces me paso un poquito de tiempo en el mundo maravilloso de Facebook/Instagram 🙂

Esto es más o menos mi rutina por la mañana y asi me pongo en ese estado de proactividad, aprendizaje y es un comienzo fenomenal de día. Cómo empiezas tu día marca el estado del resto de tu día y así te pones en ese estado de mayor productividad.

Y por qué es tan importante no empezar el día con las redes sociales?

Cada vez más gente vive en un estado reactivo. Esto quiere decir que damos nuestro poder a factores externos. No pensamos sobre las cosas que queremos hacer o cómo vivir nuestra vida por nuestra propia elección pero la vida nos vive a nosotros. Cuando nos metemos en este mundo virtual y vemos todos los ‘me gusta’ el cuerpo emite dopamina y oxytocina. Estas son las hormonas que nos hacen sentir bien. Investigadores dicen que nos sube más la dopamina cuando recibimos un ‘me gusta’ que las cosas en la vida real como un abrazo, comer chocolate, lograr cosas importantes o incluso tener sexo!

Las cosas van por mal camino cuando reemplazamos los sentimientos reales por los sentimientos virtuales que conseguimos en las redes sociales. Lo contrario puede pasar también. Cuando nos llegan comentarios negativos, nos deprimimos y dejamos que el mundo exterior influya en nuestro bienestar (mental).

Sé que las redes sociales son muy necesarias y son importantes en el mundo en que vivimos hoy en día. Nos conecta con todos nuestros seres queridos que tenemos alrededor del mundo y nos ayuda en los negocios. No pasa nada por usar las redes sociales, simplemente no tienen que reemplazar los sentimientos reales que tenemos fuera del mundo de nuestro teléfono.

Lo que quisiera sugerir es hacer un pequeño detox de las redes sociales. Pasa más tiempo en el mundo real y definitivamente no empieces el día admirando esta vida maravillosa en el mundo Facebook 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *